skip to Main Content

Errores más comunes en el etiquetado de productos

Errores frecuentes en las etiquetas de productos

Las etiquetas de productos sirven para para dar información sobre el contenido de lo que se consume, pero algunas veces poseen errores de los cuales logran que la comunicación no sea la adecuada y efectiva.

Las inexactitudes en las etiquetas de productos pueden deberse a diferentes razones, los dueños de las empresas pequeñas, los diseñadores se confunden al momento de colocar los códigos o los elementos del artículo, el SKU o Código de artículo que deben manejar cada tipo de producto, en fin y muchas veces se debe a que la empresa no cuenta con un sistema eficiente para su gestión, surgen equivocaciones en datos por mala administración, errores humanos y por NO firmar la hoja de conformidad del diseño.

De acuerdo a la FSIS (Food Safety and Inspection Service), los errores más frecuentes en el etiquetado de productos alimenticios suelen ser:

  • Todo el rotulado o una parte no se puede leer bien, haciendo ilegible la información.
  • El formulario de solicitud está incompleto y no relacionado con la descripción.
  • La documentación de respaldo, los colores, formulación y la manera en que ha sido procesado el producto, no concuerda con la etiqueta.
  • No existe cumplimiento con relación a los estándares establecidos en la normativa para el producto en cuestión.
  • La etiqueta no incluye las características obligatorias que debería tener, significando que está incompleto.

Declaraciones sobre el contenido del producto que resultan insuficientes o vagas, como: “bajo en grasa o en calorías”.

Problemas de interpretación de la normativa nutricional

Lo anteriormente descrito está enfocado en cómo los productores de alimentos tienen dificultades con sus procedimientos propios. A esto le podemos agregar la actualización constante de normas para el resguardo de los consumidores. La aplicación oportuna y una interpretación inadecuada que la ley exige, provoca múltiples fallas habituales, como:

  • Fecha de caducidad o el consumo preferente. No resulta raro que diversos alimentos tengan estos datos en partes diferentes. Cuando la indicación “consumir preferentemente antes de:” no tiene una fecha, debería indicarse el lugar en donde este (ejemplo: ver tapa o fondo).
  • Datos de la empresa. Si la dirección del fabricante no incluye nombre, código postal, calle, ciudad y país, entonces está incompleta. Es un error que puede afectar las relaciones cliente-proveedor ya que es algo elemental.
  • Denominación del producto. El etiquetado incorrecto puede surgir cuando la denominación legal y comercial son parecidas, creando confusión en los clientes. Este problema surge porque las compañías prefieren un nombre más atractivo y no una denominación descriptiva más segura.
  • Listado de ingredientes. Algunas etiquetas de productos no indican correctamente los porcentajes de los alimentos que los representan. Tampoco destacan los alérgenos con una tipografía diferente. Además, omiten agregar cualquier de los componentes obligatorios, como sal, grasas, azúcares, hidratos de carbono y proteínas.

Estos ejemplos son pequeñas muestras de las equivocaciones más frecuentes que usted puede tener en el etiquetado de sus productos. Por todo esto, no dude en llamarnos para obtener el diseño adecuado de cada una de las etiquetas de sus productos.

Back To Top