skip to Main Content

Los sellos de garantía en productos líquidos

Cuando se adquiere algún producto líquido este debe de tener un sello de garantía. Es común ver dichos sellos en garrafones, refrescos, botellas, bebidas rehidratantes, entre otros. Estos sellos nos ofrecen la garantía de que el producto no ha sido alterado por alguna persona y que ha pasado por un proceso de limpieza e higiene. Pero sobre todo nos indica que el producto que estamos adquiriendo es un producto de calidad.

En el proceso de embalaje o empaque el producto es envuelto o envasado para protegerlo de distintas condiciones como su manipulación, transporte y almacenaje. En este proceso, es indispensable que el producto cuente con un sello de garantía para hacer únicamente responsable de cualquier defecto a la empresa fabricante y que no se vean afectadas las distribuidoras y comercializadoras.

Imagen-de-Impacto-Bandas-y-sellos-de-Garantía-2-febrero-2016-B

Existen sellos, los cuales tienen como función proteger o unir varias bebidas (envases), por ejemplo, cuando se adquiere un paquete de refrescos, estos están cubiertos en una especie de envoltura plástica que los mantiene juntos, a la que se le conoce como sello termoencogible. El sello termoencogible es una etiqueta que se somete al calor tomando la forma del objeto a la que se le aplica, este sello es ideal para garantizar que no sea alterado el producto además de que lo mantiene en perfecto estado. En el caso de los garrafones, el garrafón posee más de un sello de garantía: en la boquilla del garrafón, se debe de tener un sello termoencogible, el cual se retira para poder abrir la tapa, una vez abierta la tapa se tiene un segundo sello, estos dos sellos garantizan que el agua que consumirá es 100% potable y no daña la salud. Es importante demostrar que el producto sea de buena calidad, seguro y confiable.

Back To Top