Portavasos o blondas de Papel.

Unos portavasos, posavasos, blondas o coasters en inglés, es un elemento que se emplea para que los vasos llenos de bebida no dejen marcas en una mesa. Se trata de un producto ideado para recibir las gotas o los derrames de los líquidos, evitando que lleguen a otra superficie.

Gracias a estos que se conocen también como como apoyavasos, la parte superior de la mesa (o el mantel que la cubre) no se moja cuando el vaso es apoyado. Esta clase de utensilios puede utilizarse incluso para apoyar botellas.

Existen numerosos tipos de posavasos, pero nosotros fabricamos los desechables, ya que se fabrican con papel o cartón y se arruinan al mojarse, su forma suele ser cuadrangular o redonda.

Portavasos de Cartulina.

La presencia de posavasos es frecuente en los bares y restaurantes y muchas veces los posavasos cumplen con una función adicional: la promoción de una empresa, un producto o un establecimiento. Estos portavasos o blondas presentan logotipos o inscripciones que sirven como publicidad y que convierten al artículo en un objeto de mercadería de publicidad y hasta coleccionable.

Son utensilios sobre los que se apoyan los vasos y otros objetos similares. A fin de evitar mojar o ensuciar el mantel, la mesa o la barra, en su mayoría, redondos o cuadrangulares. Mayormente fabricados de papel tipo cartón o cartulina y son desechables. Para el servicio de restaurantes, se utilizan estos modelos y algunos otros tipos de materiales más duraderos como plástico, corcho, metálicos o de fibras vegetales.

En Industrias GORI elaboramos varios tipos de Portavasos de Cartulina o blondas en papel que se ajustan al rubro de su negocio, o campaña publicitaria, nuestros portavasos publicitarios pueden aumentar el potencial de ventas de cualquier campaña de mercadotecnia y los tipos de portavasos más comunes son:

Portavasos

Portavasos de Cartulina en Papel Sulfatado.

Es el más delgado de nuestra gama, fabricándose en papeles absorbentes desde 200 hasta 340 grs, o Cartulinas Couché o Sulfatadas desde 8 hasta 20 puntos impresión desde una tinta hasta selección de color más colores directos o pantones en una o dos caras, el redondo y cuadrado como formas estándar en diámetros de 9 o 10 cms y podemos hacer cualquier suaje especial que el trabajo requiera.

Portavasos de Cartulina.

Podemos ayudarle a que mejore el alcance e impacto de su marca, con ideas nuevas frescas mientras obtiene un excelente retorno sobre su inversión. A continuación, le mostramos algunos ejemplos de cómo los portavasos promocionales pueden agregar valor a su mensaje.

Miles de ideas y Usos de los Portavasos de Cartulina.

Nuestros Portavasos de Cartulina o también llamadas Blondas son algo más que simples portavasos para su bebida, refresco o cerveza, es uno de los medios de publicidad más efectiva para llegar y comunicarse con la diversión y una forma diferente de promover su marca, producto o servicio. Para alcanzar esa meta, siempre “pensamos más allá de lo normal” y buscamos nuevas formas de ayudar a nuestros clientes a alcanzar su público objetivo, ya sea en una feria comercial o en el bar de la esquina.

Tequila Clase Azul Portavasos de cartulina

Portavasos de Papel Cartulina Interactivos.

Un Código QR o PIN en sus portavasos o blonda para llevar a sus clientes a navegar la página web de su elección. El Código QR es leído con cualquier Smartphone.

Historia y origen del Portavasos.

Entendamos que los portavasos, posavasos, apoyavasos, o blonda, llamados también en ingles coaster, drink coaster, beermat o beverage coaster. Es comúnmente un objeto de papel, utilizado debajo de las bebidas para proteger las superficies de las mesas o cualquier otro tipo de superficie. Así como también absorber el líquido que va escurriendo del cristal de los vasos, botellas o tarros.

Durante el siglo XIX, para la gente de dinero, los tarros tenían una cubierta de metal para evitar que insectos, hojas, alimañas o polvo, cayeran dentro de éstos cuando bebían cerveza en lugares al aire libre. Las personas con menos recursos tenían tarros menos sofisticados, así que tuvieron que ingeniárselas para proteger sus bebidas. Para ello usaban cubiertas de fieltro, que a su vez se utilizaban para evitar el escurrimiento.

Éstas cubiertas se colgaban como calcetines para dejar secar y reusarlas al otro siguiente día. Obviamente esto se convirtió en un inconveniente debido a la falta de higiene, y que también cambiaba el sabor de la cerveza. Esto provoco que se encontrará un material más adecuado, que pudiera utilizarse tanto para cubrir los tarros como para absorber el líquido que se derramaba.

Robert Sputh y su patente.

Robert Sputh de Dresden, Alemania en 1880 produjo el primer portavasos o blonda de papel. Patentó el proceso de fabricación de portavasos de fibra de madera que se dejaba secar toda la noche. Estos portavasos tenían un diámetro de 102 mm (una medida estándar que se respeta hasta la actualidad) y un grosor de 5mm. Estos portavasos vinieron a reemplazar con mucho éxito las anteriores cubiertas de fieltro.

No tardó en que las cervecerías imprimieran en portavasos sus marcas y nombres. Inicialmente, se imprimía el nombre a una sola tinta, usando el proceso de impresión de tipos. En el año de 1920 aproximadamente se empezaron a imprimir a todo color. ¡La era de los portavasos a color había comenzado!.

Protegido.  
×

Bienvenidos al Mundo de Gori Industrias

× ¿Cómo podemos ayudarle?